Cima

Tengamos una conversación

El próximo martes y miércoles el pueblo de St. Julia se reunirá con su párroco para tener una conversación honesta y abierta sobre el futuro de nuestra familia parroquial. El martes 13 de septiembre después de la misa de las 8:30 de la mañana, nos encontraremos en una conversación en inglés. En la noche del 14 de septiembre nos encontraremos en una conversación en español. Todos los que estén interesados en la vida de la parroquia son bienvenidos a asistir. Mi papel, como párroco, en esos días es ser un oyente. Quiero que tengan una conversación entre ustedes sobre su experiencia aquí en St. Julia. ¿Qué enriquece tu vida? ¿Qué podemos hacer diferente y mejor? ¿Qué nuevos ministerios y eventos le gustaría ver tomar vida en nuestra parroquia? ¿Qué áreas de nuestra vida parroquial se pueden mejorar para satisfacer las necesidades espirituales y humanas de nuestra gente? Todas sus ideas son bienvenidas y espero que nuestra reunión sea realmente una conversación entre la gente de St. Julia. También he invitado a los miembros del Consejo Pastoral a estar presentes. Si bien ellos también pueden contribuir con sus observaciones e ideas, los invité a ser oyentes junto a mí. Quiero que nuestro Consejo Pastoral escuche las necesidades, ideas y esperanzas del pueblo. Solo hablaré en esta reunión si alguien me pide que aclare algo o si necesito una aclaración sobre lo que alguien ha dicho. No voy a comentar sobre lo que la gente comparte en la conversación. Estoy ahí para escuchar y tomar nota de todo lo que se aporta. Tomaré sus ideas, inquietudes y sugerencias y, junto con Fray Luis, las usaremos para desarrollar un plan pastoral para la comunidad parroquial. Este plan se presentará al Consejo Pastoral como una forma de verificar que las sugerencias e ideas de la gente se hayan tomado en consideración e incorporado en el plan pastoral. Como su párroco, quiero que sepan que sus deseos de crear una experiencia más profunda y auténtica de fe y comunidad se toman en serio. En realidad, no puedo imaginarnos avanzar sin su aporte y participación. Todos ustedes son tomados muy en serio por la administración pastoral de nuestra parroquia. ¡Ustedes SON la parroquia! Entonces, tengamos una conversación. Dios mío, bendice nuestros esfuerzos por servirnos unos a otros y por cuidarnos unos a otros. Están en mis oraciones y en mi corazón. Paz y bien -Fray Julio

Share
es_MXEspañol de México
Saltar al contenido